http://www.cocosnotebook.com/countryside-wedding/

Countryside wedding

lunes, julio 18, 2016

Amistad. Los dedos entrelazados. Confianza. Un suspiro. Superar adversidades. Apoyo. Esos ojos. Crecimiento. El beso de la mañana. Sus manos. El beso de buenas noches. Lealtad. Eternas caricias. Consuelo. Volver a casa. Risas. Miradas que hablan. Lágrimas. Construir recuerdos.  Abrazos. Avanzar sin miedo. Entrega. Días. Noches. Más días. Más Noches… Amor. La unión de dos almas que se aman y se amarían en todas las vidas que les fueran dadas. Y que han tenido la suerte de encontrarse. Siete mil trescientos setenta y seis millones de almas y ahí está, delante tuyo. La única que te ha hecho conocer el amor real. Tan real como que estás vivo. No sabes cómo. No sabes por qué. Pero así es. Esa persona, que no le hace ninguna falta al mundo para seguir girando, está ahí, haciendo que el tuyo se detenga por instantes.

Este sábado pasado asistí como invitada a una boda y, aunque la celebración de algo como es la unión de dos personas que se aman es siempre algo único, este evento fue realmente especial.

La celebración era en una casa rural, Mas Terrats, en una idílica zona campestre, en Pontós (Girona). Estábamos rodeados únicamente por el verde de los árboles y el azul del cielo. Los invitados empezaban a llegar y paseaban por los alrededores para ver los jardines y los detalles que adornaban el lugar. La decoración, a cargo de Happy Media,  no se olvidó ni del más escondido rincón, recordándonos todo lo especial que allí estaba a punto de suceder.

Llegó el momento de la ceremonia y todos los invitados esperaban la entrada de la novia. Y allí venía. Sin poder esconder la sonrisa, caminaba hacia él, que la miraba de ese modo que, por supuesto sólo puede comprenderse estando ahí, esperando, y entonces verla llegar. Esa persona que ha caminado tanto tiempo a tu lado, a través de momentos buenos y malos, lo hace hoy una vez más, avanzando a través de todos aquellos que están en vuestra vida, para darte un sí eterno, poniéndose por entero en tus manos como tu mujer. Como tu marido.

Tras la emotiva celebración, estuvimos en otro de los jardines, mientras trían unos bocaditos para ir abriendo el apetito antes de la cena. El tiempo no podía ser mejor y el sol empezaba a caer. Una dulce voz cantaba, acompañando a su compañero, a la guitarra. Blue Jasmines lo envolvieron todo, como esas voces de las canciones que suenan de fondo, pero sin poder pasar desapercibidas, en las comedias románticas americanas. Más tarde llegaron de nuevo los novios, reclamados por todos los que estaban allí.

La cena se celebró en una parte más retirada, bajando unas escaleritas, a través de un corto camino, también al aire libre, dónde se disponían las mesas, iluminado todo por pequeños farolillos que colgaban encima de las sillas. La cena fue exquisita y después, más celebración. En un comedor, justo al lado, donde todo empezó con los protagonistas de la velada, acabando entre bailes, risas y abrazos de despedida.

Gracias a Sergio y Sandra por compartir algo tan especial con todos los que estuvimos allí. Ha sido importante para mí formar parte de algo tan personal, tan único, tan lleno de amor como fue este día.

 

Y porque detrás de las pequeñas cosas siempre hay grandes personas que las hacen posibles, no nos olvidamos de nombrar a: Lencero, diseñadores del magnífico vestido de novia y Cuenteando como creadores de la diadema,  Tandem DECO como encargados de la iluminación, el ramo de la novia por Yukka y las joyas diseñadas por Donini Jewellery.


cocosnotebook-3

cocosnotebook-13

cocosnotebook-11

cocosnotebook-16

cocosnotebook-10

cocosnotebook-18

cocosnotebook-19

cocosnotebook-20

cocosnotebook-21

cocosnotebook-23

cocosnotebook-25

 

 

Dress: ASOS

Shoes: ASOS

Bag: MSK

Earrings: CLAIRES

 

Photography: Xavi Martínez

 

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *